Ir al contenido principal

Sophie en los cielos de París

Las novelas juveniles siempre me han encantado, pero hacía tiempo que no me sentía niña leyendo hasta que di con “Sophie en los cielos de París”.
Debo decir que la escogí porque el título me intrigaba, pero una vez leída, fue un acierto cogerla, porque es tan emotiva que te hace meterte en el papel de la protagonista y sentir curiosidad incluso hasta su dolor.

Tras hundirse un barco en el Canal de la Mancha, una niña de apenas un año aparece flotando en un estuche de violonchelo y es rescatada por un erudito y aventurero londinense llamado Charles Maxim. De esta forma tan extraordinaria comienza la conmovedora historia de Sophie y Charles, quien, una vez constatada la desaparición de la madre de la niña, se convierte en su tutor legal. Sin embargo, con el paso del tiempo, se apodera de Sophie la idea de que su madre sobrevivió al naufragio, y aunque Charles le advierte que eso es casi imposible, para ella el «casi» significa que existe «alguna» posibilidad, y ésta, por remota que sea, jamás debe descartarse.

Así pues, a pesar de que la única pista que tienen es una dirección parisina grabada en el estuche del chelo, Charles, que lo daría todo por verla feliz, accede a acompañarla a París para iniciar la incierta búsqueda. Allí, en una noche mágica, Sophie conoce a Matteo y sus amigos, unos jóvenes vagabundos que recorren la ciudad por los tejados y que enseguida se prestan a ayudarla para que su sueño se haga realidad.

boolino
“Sophie en los cielos de parís” es un libro con 224 páginas de tapas duras, escrito por Katherine Rundell y editado por Editorial Salamandra.
Esta recomendado para adolescentes de +12 años.

Sophie sobrevive a un naufragio  metida en una funda de violonchelo, lo que hace que la música le acompañe durante su ansiada búsqueda.
La educación un tanto peculiar de Sophie, se debe a que fue criada por Charles, un erudito, que Le enseña la vida desde un punto de vista diferente al resto de las personas y es por ello que la asistenta social, rechaza su forma de educarla y quiera quitársela.
Sophie está segura que su madre sobrevivió al naufragio y pone todo su empreño en encontrarla, aunque solo tiene como pistas, sus tiernos recuerdos junto a su madre y una dirección que encuentra dentro del violonchelo y sobre todo  la música que cree haber escuchado tocar a su madre.
Tras salir huyendo de Londres, va tras la dirección y los lleva a Paris, allí conocerá a los tejabundos, unos niños huérfanos que tras escaparse de los orfanatos hicieron de los tejados sus hogares.
Matteo, el chico de los tejados que vive cerca de donde se hospeda Sophie, la ve como una intrusa que va pisando su territorio, pero al final se hacen amigos y le brinda su ayuda.
Con la ayuda de esos nuevos amigos, aprenderá a volar por los tejados, a que las cosas compartidas saben mejor, y a que la amistad está por encima de todo, incluso en los malos momentos.
Me he quedado con la miel en los labios, quizás porque me hubiese gustado saber cómo termina cada personaje tras el hallazgo encontrado…

Aun así es un libro que recomiendo porque involucra, saca la niña que llevamos dentro y enseña valores como el papel de la familia, los amigos y sobre todo nos enseña que debemos creer en nuestros sueños, aunque parezcan imposibles.

¿Conocías este libro?

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL NOMBRE DE NOA

Cuando una se entera que esta embarazada, es inmensamente feliz y empezamos hacernos la idea de que será lo que viene en camino,  un nene o una mujercita.

Eso es un factor sorpresa hasta que llega la primera ecografía, y surge la pregunta: ¿Esta bien?

 Y el medico te dice, mira su corazoncito y las lagrimas te recorre por las mejillas, sabes que has dado vida  a una parte de ti aunque sabes que con el tiempo ella /el escribirán en su propio libro. (el libro de su vida) En la segunda ecografía ya surgen la pregunta del millón  ¿ Que es ?  y te dices es NIÑA. En mi caso ha sido una muñeca porque desde del ultimo parto hace 15 años se te olvida hasta de coger un bebe es brazos. Llegas a casa y te esperan tus 3 hijos impaciente de saber que es. Todos contentos pues será la muñeca de la casa y ahora a buscar nombres. Parece tarea fácil, pero no lo es. Nunca llueve a gusto de nadie. Unos dicen carlota, otros valentina otros Elizabeth y yo buscando nombres raros en Internet, Dakota, Nayma, .etc Y como nadi…

Gama champú Johnson’s® baby

Hoy toca tanda de champú Johnson’s® baby, una gama donde podemos encontrar el champú que más se ajuste a nuestras necesidades y la de nuestro bebe.

Champú Camomila El champú de camomila es ideal para los cabellos rubios y claros, ya que conserva su brillo natural, además de dejar el cabello suave, brillante e hidratado. Tiene un aroma fresco y exquisito y lo puede usar toda la familia. Este champú limpia suavemente el cuero cabelludo y el cabello sin irritar los ojos del bebé, además mantiene equilibrada la hidratación natural del pelo, y no deja residuos. El cabello de Noa tiene unos bonitos reflejos rubios gracias a la camomila, que hace mantener y potenciar su color natural.
Champú doble hidratación El champú doble hidratación está creado especialmente para el pelo y el cuero cabelludo más seco,  ya que aporta mayor hidratación,  gracias a sus agentes hidratantes, pero a la vez es muy suave y no irrita los ojos. Perfecto para la costra láctea. Ahora yendo todos los días a la piscina, N…

“Cocina tradicional” Coliflor con bechamel de zanahorias

Hola Family Hoy vuelvo a la carga con una nueva receta con productos de caldo Aneto pero esta vez es de cocina tradicional. Gracias a Madresfera y Caldos Aneto, he fusionado una receta tradicional como es la coliflor con bechamel con un toque actual ya que la bechamel está elaborada con el caldo natural de zanahorias de Caldos aneto.
Coliflor con bechamel de zanahorias Ingredientes 1 coliflor 4 cucharadas de mantequilla o margarina 3 cucharadas de harina. 1 brick de caldo natural de zanahoria Aneto 1 bolsa de queso rallado 4 quesos Sal  Pimienta. Nuez moscada Preparación Cortamos la coliflor en arbolito y la echamos en una olla con agua hirviendo y sal. Dejamos cocer hasta que este tierna, escurrimos y reservamos. Precalentamos el horno a 200 grados. En una cazuela derretimos 2 cucharadas de  mantequilla, agregamos la harina y removemos para que no salgan grumos y quede como tostada. Añadimos poco a poco el caldo de zanahorias Aneto sin dejar de remover hasta que empiece a espesar y consigamos la textu…

 Boolino

Estoy en madresfera

Seguidores